Los videojuegos de tesla ya no se pueden jugar con el coche en marcha, ¿qué ha ocurrido?

Prácticamente desde sus inicios, los EV de Tesla han tenido entre sus opciones de entretenimiento los videojuegos.

Y tan importantes son que hace algunos meses la compañía anunció que todos sus coches introducirían una nueva generación que serían capaces de competir, en calidad, con los de algunas consolas de videojuegos. Pero mientras llegan, los más sencillitos que llevamos en la pantalla del coche son lo suficientemente interesantes como para echarnos unas partidas rápidas… ¿mientras conducimos?

Esa función, conocida como Passenger Play, se ha convertido en un problema para las autoridades de la NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras) de los EE. UU. ya que acaban de vetarla con un dictamen demoledor que obliga a los de Elon Musk a tener que recular respecto de sus planes iniciales, y aplicar las mismas limitaciones que en el caso de otras apps como YouTube, Netflix, etc.

Según ese organismo oficial, el caso surgió a partir de la denuncia de un particular, propietario de un Tesla Model 3, cuando descubrió que era posible jugar con algunos de los títulos que llevaba instalados (Sky Force Reloaded y Solitario) mientras circulaba a baja velocidad por un parking universitario vacío. El usuario, en declaraciones a Asociated Press afirmó que “alguien va a morir […] Es absolutamente una locura”.